A contrarreloj: el regalo inesperado

A contrarreloj es una saga de novelas detectivescas inspiradas en el cine negro y diversos elementos de la cultura de los años 80. Lo que tiene de especial esta saga es la pasión relojera que destila.

A contrarreloj 5: Paul Davis, un Apple Watch no hace tic tac

Basada en el personaje Paul Davis de Félix Hebrón, Javier Gutiérrez Chamorro (Guti) toma el relevo de escribir las peripecias del personaje.

No tengo el gusto de conocer a Félix, sin embargo soy seguidor de la bitácora de Guti desde hace muchos años, al menos muchos en tiempo de internet.

Cualquiera que se de un paseo por la bitácora de Guti se percatará de inmediato de su pasión por los relojes y la cultura de los años ochenta. No es de extrañar que le tentara escribir los relatos de un personaje hecho a su medida.

Paul Davis es un detective especializado en recuperación de relojes. El personaje recuerda desde los primeros instantes a aquellas películas de blanco y negro de detectives que veía cuando era un crío. Creo que lo llaman cine negro, aunque no me hagáis mucho caso.

El caso es que hace unas semanas recibí un correo de Guti obsequiándome con una copia electrónica de la saga completa hasta el momento: los siete libros en un sólo archivo. No tengo mejor manera de agradecer el detalle que contar lo que me ha parecido después de leerlo por completo.

Para empezar se trata de una novela de lectura fácil, la típica que puedes utilizar para matar esos ratos muertos en el metro, autobús, villavesa o lo que sea que uno utilice para moverse habitualmente (sin ser el conductor). Recuerda a las novelas de bolsillo de apenas un centenar de páginas y tamaño poco mayor que un móvil normal. Recuerdo que mi padre tenía un montón, otro recuerdo de los ochenta. Y esta es otra característica de la novela, tanto el personaje como los autores son nostálgicos de esa época. Cualquiera que haya vivido su adolescencia/niñez en los ochenta no podrá evitar al menos una o dos sonrisas por los recuerdos evocados.

Efectivamente, yo soy uno de esos niños/adolescentes de los ochenta y la atmósfera llena de recuerdos de la saga me ha dado de lleno.

Se trata de seis novelas cortas y una antología de relatos cortos. Aunque se trate de novela detectivesca no se trata de tramas en las que uno está en vilo hasta el final, no se trata de eso. Creo que intencionalmente se trata de tramas lo suficientemente sencillas para ser asequibles a cualquiera y sentirse uno un poco detective atrapado por saber «de qué va la cosa»… aunque al final uno no sepa cómo va a ser el desenlace, hay que guardar algo de misterio o sino se pierde el interés.

Creo que se trata del estilo opuesto al de Agatha Christie, por mentar a la reina del misterio. No he leído nada de Agatha, pero si he visto alguna de las películas basadas en sus obras, los ochenta otra vez. Intentar emular a Agatha hubiera sido un error. Las tramas son complejas y despistan al lector hasta el momento en el que se desvela toda la historia. Son historias que enganchan por su inaccesibilidad, te hacen pensar en todo y aun así no consigues averiguar nada. Para una novela corta/ligera el enfoque de Félix y Guti es, en mi opinión, mucho mejor. Al fin y al cabo se trata de pasar un rato entretenido y lo consiguen de manera fenomenal.

El personaje recuerda a esos hombres que sin ser unos adonis (tampoco se especifica mucho sobre su físico) resultan atractivos por su seguridad y por quienes son. Es un atractivo, si me lo permitís, mucho más auténtico y universal que el mero atractivo físico/sexual. Son personas que resultan atractivas a otras personas, de cualquier género, ese atractivo que te hace querer estar en su compañía. Evidentemente habrá quien este atractivo quiera convertirlo en roce, pero no es lo fundamental.

Sin embargo tengo una pega, y gorda: me falta roce. Si, Paul no puede quejarse de falta de acompañantes, las tiene, faltaría más.

No quiero enrollarme más, esto no es un trabajo escolar sobre un libro de «la lista», simplemente diré que se trata de una lectura muy recomendable para aquellos que no les desagrade el género de detectives y sobre todo para aquellos que hayan vivido los ochenta les traerá algún que otro recuerdo y eso nunca sobra.

Compartelo

3 pensamientos en “A contrarreloj: el regalo inesperado

  1. AvatarGuti

    Muchas gracias por la lectura. Me agrada que la hayas disfrutado.

    Tienes mucha razón en las cosas que dices, de hecho uno suele escribir de lo que le gusta, y al final es inevitable dotar a los escenarios y los personajes de algo del autor.

    En cuanto a las descripciones físicas, e incluso de escenarios, son algo que como lector, con lo indispensable me basta, Prefiero que no haya paja, y que sea el propio lector el que los imagine como mejor le convengan. Muy en la linea de los bolsilibros.

    En cuanto al roce, es algo que me he planteado, pero que es muy complicado de llevar a cabo. Una relación evoluciona, y en los libros, la evolución es más rápida que en la vida real. Así que cuesta mantener el equilibrio entre investigación, y que no se acabe convirtiendo en una novela rosa. Quizás lo que pruebe sea una compañera puntual, algo como Irene Adler en Sherlock Holmes, una fémina que aparezca de tanto en tanto, pero que tenga continuidad.

    Para terminar, y si me permites la publicidad, el libro está disponible en Amazon, tanto en eBook, que puntualmente está en promoción gratuita, como en papel, que desgraciadamente es imposible tener gratis, porque los costes son francamente elevados:
    – eBook: https://www.amazon.es/contrarreloj-Temporada-Javier-Gutiérrez-Chamorro-ebook/dp/B07KXYT8QT/
    – Físico: https://www.amazon.es/contrarreloj-Paul-Davis-primera-temporada/dp/1793334676/

    Responder
    1. alphaalpha Autor

      Lo de la «compañera puntual» es precisamente a lo que me refería.
      Como ya digo, en lineas generales está todo muy bien, sin embargo es muy refrescante cuando al personaje principal se le une un Dr. Watson. Que vale, yo soy como soy y me inclino por una fémina que de vez en cuando acompañe a nuestro héroe, pero no tiene por qué ser fémina ni tienen porqué tener más allá de una relación amistosa.

      Hay dos serializaciones modernas de Sherlock que me han gustado, en ambas coinciden en que Watson no es precisamente un amigo y en una es una mujer… pero cumplen con la función de acompañar al protagonista dando más versatilidad y cuerpo a las historias.

      Ojo, no digo que sea fácil, bestial me parece ya el resultado obtenido… pero se agradecería un compañero sea del tipo y género que sea.

      Y si, tienes bula para el autobombo.

      Responder
  2. AvatarGuti

    Coincido en las dos series de Holmes, supongo que te refieres a Sherlock y a Elementary. Veamos a ver cómo evolucionan los relatos de A contrarreloj, pero alguna sorpresa habrá!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *