Análisis: Multímetro Zoyi ZT-300AB

Buscando multímetros económicos encontré el Zoyi ZT-300AB, por unos 20€ tenemos un aparato más que interesante que incluye interfaz Bluetooth para tomar lecturas mediante una tablet o móvil. Zotek Instruments me ha proporcionado una unidad para su análisis.

Esta entrada la puedes leer en inglés.

La llegada

El multímetro viene en una caja de cartón fino y liso totalmente serigrafiado. En el frontal hay una foto del multímetro y una marca que nos indica un año de garantía (¿es legal en Europa limitar la garantía a un año?). No viene mucha más información, únicamente una pegatina en una esquina nos informa de que se trata de un multímetro (DMM, por sus siglas en inglés) con bluetooth y un código QR para acceder a la descarga de la aplicación.

El aparato viene con sus correspondientes puntas de prueba, sonda de temperatura, instrucciones (en inglés) y una bolsa de transporte de tacto agradable en color gris con una serigrafía de un multímetro.

El aparato

El multímetro tiene un tamaño que podríamos catalogar como reducido, 81 mm de ancho, 161 mm de alto y 39 mm de profundidad. El plástico de la carcasa, de tipo ABS, parece lo suficientemente resistente a impactos y pequeñas caídas. En la mano resulta cómodo, siendo apenas más grande que la palma de mi mano. Los 250 gr de peso denotan lo reducido de sus medidas.

Al frente, además de la pantalla, tenemos seis botones (cuatro rectangulares y dos redondos), el selector rotativo y los terminales de entrada. El encendido se realiza mediante el selector rotativo, sistema que me gusta. Los botones son de una goma agradable al tacto y fáciles de usar aún siendo de reducidas dimensiones. Todo en este aparato resulta de tamaño reducido, lo que hace que piezas como el selector rotatorio parezcan difíciles de usar y sin embargo mantienen una facilidad de uso y agarre adecuados.

En la parte trasera nos encontramos el pertinente soporte abatible para poner en vertical el multímetro. En dicho soporte encontramos una pegatina con el código QR para descargarnos la aplicación móvil. Levantando el soporte abatible encontramos el compartimento para las pilas, dos de tipo AA. Para abrir el compartimento de las pilas hay que desatornillar el pertinente tornillo, pero nos encontramos con la sorpresa que con la tapa de dicho compartimento también levantamos el soporte abatible. Esto nos deja acceso total a las pilas, volver a colocar la tapa y el soporte abatible no es complicado. Me ha parecido una solución ingeniosa y práctica ya que por el tamaño del multímetro me temía un acceso a las pilas complicado y con esta solución cambiar las pilas es algo muy fácil.

Las puntas de prueba son de calidad aceptable, llevan un capuchón a presión que cubre toda la punta excepto un par de milímetros para cuando realizamos medidas con tensiones de más de 30 V. Las puntas son de tamaño reducido, aunque el conector es estándar y nos permite usar cualquier otra punta de tamaño normal. La punta metálica de las puntas de prueba también son de diámetro estándar, permitiendo usar accesorios normales si los tuviéramos.

Las especificaciones

Lo primero que debemos saber hoy en día de un multímetro es para qué categoría de sobretensiones está certificado el aparato, en este caso es CAT-III 600 V / CAT-II 1000 V, lo que lo hace apto para electricidad y electrónica generales.

Se trata de un aparato de rango automático y, como no podía ser de otra manera, tenemos las tres medidas fundamentales: tensión AC/DC, corriente AC/DC y resistencia/continuidad. Además tenemos: test de diodos, frecuencia, ciclo de trabajo, temperatura y capacitancia.

Otras funciones de las que disponemos son: pantalla retroiluminada, retención del valor, valor relativo, valor máximo y valor mínimo.

En general podemos hablar de un multímetro de buena precisión con una resolución mejor del ±(1.5% + 3) en las escalas más importantes. Además el contador del multímetro es de 6000 cuentas que está muy bien.

Los rangos y sensibilidad de los mismos para las medidas de tensión y corriente son las habituales en multímetros para electrónica. No tiene mucho sentido que describa todos los rangos, resoluciones y precisión de las escalas, podéis consultarlo más cómodamente en la tabla resumen del manual.

Las funciones

La lista de funciones disponibles es la siguiente:

  • Modo automático
  • Bluetooth
  • NCV
  • Test de diodos
  • Frecuencia / Ciclo de trabajo
  • Temperatura
  • Retención del valor
  • Valor relativo
  • Valor máximo/mínimo

El modo automático es un modo en el que el sin cambiar nada en el multímetro reconoce automáticamente si estamos midiendo tensión, resistencia o continuidad. No lo he probado de manera exhaustiva ya que no es una opción que me atraiga especialmente, tampoco le veo mucha utilidad en un multímetro de este tipo. Además tendré oportunidad de probarla en profundidad con el Zoyi ZT-5B.

La posibilidad de usar el móvil o una tablet para registrar las medidas siempre me resultó muy atractiva, dado que voy a tener la ocasión de probar tres aparatos que se comunican con la misma aplicación dedicaré un artículo en exclusiva para ella.

La función NCV (Non Conctact Voltage) o test de tensión sin contacto nos permite determinar por donde van las conducciones eléctricas o si un cable está bajo tensión o no.

Las pruebas

La primera prueba que suelo realizar a los multímetros es la medición de resistencia y la realizo con una matriz de 7 décadas de resistencias de 1% de precisión. Siempre que pongo un multímetro en medición de resistencias mido la resistencia de las puntas de prueba cortocircuitándolas y viendo la resistencia que dan, siendo valores típicos de 0.1 Ω o 0.2 Ω. La primera sorpresa ha sido cuando he visto un valor de 0.0 Ω. Al medir la resistencia de 1.0 Ω el valor obtenido ha sido 0.8 Ω, un 20% inferior, muy por encima del 1% de tolerancia de la resistencia y del ±0.5% del error relativo del aparato. Sin embargo el error absoluto es de ±3, y por tanto tenemos 0.8 Ω ±(0.5% + 0.3) ≈ 1.0 Ω ± 1%, es decir: dentro del rango de precisión. Por lo que he podido ver en mis pruebas puede tratarse de un exceso en la calibración, que por tratar de que se lea un 0.0 cuando se cortocircuiten las puntas de prueba se arrastre un error absoluto de 2 cuentas. En general no es algo preocupante, pero hay que tenerlo muy en cuenta con valores inferiores a 10 Ω. Una nota positiva es que se pueden medir resistencias de hasta 60 MΩ.

La prueba de medición de tensión continua (DC V) ha demostrado tener una precisión mejor que la especificada. Otra vez he podido observar un error absoluto de +2 cuentas casi constante en todo el rango probado (de 1.5 V a 34 V).

En corriente continua (DC A) la precisión hasta los 4 A es mejor que la especificada y hasta los 8 A está dentro de los márgenes de error especificados en el manual. No he sido capaz de medir con precisión el error por encima de los 8 A. Teniendo en cuenta que el máximo son 10 A, que sólo se pueden medir corrientes de esa intensidad por unos pocos segundos y que lo normal para esos valores de corriente es utilizar una pinza amperimétrica, podemos decir que la medición de corriente continua es fiable y suficiente.

En tensión alterna (AC V) he comprobado el comportamiento del valor eficaz real (TrueRMS) con distintos tipos de onda a distintas frecuencias estando dentro de especificaciones hasta frecuencias algo por encima de 1 kHz, decayendo rápidamente la precisión por encima de 1.5 kHz. También he comprobado la que precisión anunciada se cumple (incluso por encima de las especificaciones) en el margen de 40 mV hasta los 12 V (onda senoidal a 50 Hz).

En corriente alterna (AC A) la precisión está dentro de las especificaciones (algo mejor, de hecho) para los rangos de mA. En los rangos de A y para corrientes a partir de los 0.1 A hasta los 2 A testados, la precisión ha mejorado significativamente.

He probado la medición de condensadores con algunos condensadores que tenía guardados de unos 22nF hasta 2.2mF. No he calculado el margen de error porque no tengo un aparato con la suficiente precisión con que comparar las medidas, sin embargo las medidas han sido compatibles con las leyendas de los condensadores y muy próximas a las medidas que he obtenido con otro multímetro.

Estas últimas medidas, las de tensión/corriente alterna y las de condensadores son test nuevos que me ha llevado un tiempo tener disponibles aún de modo tan rudimentario como los he realizado. Espero poder mejorar dichos test en un futuro.

Conclusiones

El ZT-300AB es un multímetro ideal para estudiantes, entusiastas de la electrónica y robótica, aficionados al “hazlo tu mismo” (DIY) o como segundo multímetro.

Por unos 20€ obtenemos un aparato de reducidas dimensiones que mide con precisión aceptable las magnitudes habituales. Suma la detección sin contacto de tensiones (NCV) y la aplicación móvil. Un estudiante o un aficionado a la electrónica/robótica no necesita más y se aporta como ventaja su tamaño. Para un profesional puede ser un buen candidato a segundo multímetro, sobre todo si viajas y quieres o necesitas llevar un aparato contigo.

Compártelo

1 pensamiento en “Análisis: Multímetro Zoyi ZT-300AB

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.